Alimentación saludable y minimalista

Publicado por Nuhana en

ALIMENTACIÓN MINIMALISTA Y SANA
ALIMENTACIÓN MINIMALISTA Y SANA

Con el minimalismo nos empezamos a cuestionar todo en nuestras vidas, y uno de los puntos más importantes es la alimentación. Ya que de esta, se genera la mayor parte de nuestra salud y bienestar. 

Alimentarnos con consciencia, escuchar nuestro cuerpo y entender qué es lo que le hace bien, se vuelve una prioridad. Pues como se dice, el alimento es nuestra mejor medicina. 

Para esto, no necesitamos complicarnos la vida sino al contrario hacerlo simple, divertido y sano.

Escuchar nuestro cuerpo

Para mi, la base fundamental de una alimentación simple y consciente, es aprender a escuchar la señales de nuestro cuerpo. Pues este, es un sistema tan perfecto que siempre nos avisa cuando ir al baño, cuando tiene hambre o ya esta lleno, si algo esta funcionando mal, si necesitamos frió o calor o algún nutriente.

El problema está, en que nosotros estamos tan sumergidos en nuestras labores diarias que ignoramos todo esto, o simplemente nos enfocamos en lo superficial (el dolor o la sensación) sin ir mas allá y preguntarnos que ocasiona eso. 

Para entender estas señales debemos observar nuestras sensaciones y reacciones a lo que comemos y empezar a determinar cuando, como y que nos hace sentir bien. 

Comer cuando tenemos hambre y las cantidades adecuadas

Muchas veces nos acostumbramos a comer a tales horas y un numero determinado de comidas por costumbre, sin importar si estamos llenos o no. Y el problema radica en que sobrecargamos nuestro cuerpo, no le damos el tiempo necesario para procesar y asimilar cada alimento. 

Por eso, es importante preguntarnos sí en realidad tenemos hambre y cuál es la cantidad adecuada que nos permite estar satisfechos, y no caer en el error de comer de más para luego sentir pesadez.

Detectar algún problema emocional

Algunas veces comemos por ansiedad, aburrimiento o algún vació emocional, que buscamos llenar superficialmente sin tratar el asunto a fondo.

Así que, es importante preguntarnos si estamos comiendo por hambre o por alguna otra razón que nos este generando algún daño y nos pide una solución eficaz.

Reconocer que alimentos nos caen mal

Uno de los puntos más esenciales esta en observar como reacciona nuestro cuerpo ante algún alimento en especifico, si nos hace sentir bien o por el contrario nos provoca alergias, inflamación o alguna molestia. 

Al poner atención a esto podemos empezar a conocernos y saber que alimentos debemos sustituir o reducir de nuestra alimentación

Detectar bien nuestros antojos

Muchas veces se nos antoja algo en especifico pero no captamos que esto es una señal que nos esta enviando el cuerpo, para notificarnos de alguna deficiencia de nutrientes o un exceso de algo. 

Lo que debemos hacer es informarnos, detectar el nutriente que nos falta y buscar la opción más sana y rica para volver a equilibrarnos.

Empezar a sustituir alimentos que nos hacen daño por opciones más beneficiosas

Podemos empezar a informarnos y asesorarnos sobre mejores opciones que puedan sustituir nuestros malos hábitos alimenticios. Buscar alimentos más naturales, sin químicos y que aporten verdadero valor nutricional. 

Podemos comenzar a probar estos nuevos alimentos e ir reduciendo poco a poco todo aquello que sabemos no le hace bien a nuestro cuerpo. La cuestión no esta en martirizarnos por cumplir todo a la perfección sino ir haciendo todo de forma natural sin restringir nos.

También es una buena idea, pensar en cultivar algunos alimentos y empezar un pequeño huerto en casa. Se los digo por experiencia propia no hay nada más satisfactorio que comerse algo que hicimos y cuidamos desde cero, a demás que esto nos re-conecta con nuestra naturaleza y nos hace apreciar cada bocado de comida que llega a nuestra boca.

Organizar nuestra alimentación

La mejor manera de facilitar nuestra alimentación es organizando la, dedicarle un poco de tiempo en la semana para planear nuestras comidas y la lista de compras. Con solo hacer esto, estamos ahorrando muchísimo tiempo, dinero y obviamente mejorando la calidad de lo que comemos.

Ademas, no hay nada más desgastante que no saber que cocinar y luego tener que ir a comprar lo que nos hace falta. Todo esto, hace que cocinar se vuelva una actividad tediosa.

En las compras

  • Seleccionar un momento de la semana en donde vamos a planear las comidas y hacer la lista de compras. Aquí es importante, siempre saber que tenemos en nuestra casa para no comprar comida de más que se pueda dañar y en lo posible comprar productos de temporada y locales para beneficiar a nuestros campesinos.
  • Algo que nos ahorra mucho tiempo, es que apenas cuando lleguemos de hacer las compras dejemos todo lavado y puesto en su lugar para que después todo este listo para usar.
  • Para elegir los platos todo depende de como es nuestra relación con la cocina. Si nos gusta, podemos probar varias recetas y dedicarle todo el tiempo que deseemos y podamos cada día. Si la cocina no es lo de nosotros, lo mejor es encontrar recetas simples, que nos gusten mucho y que tomen poco tiempo. Incluso, podemos preparar la comida de toda la semana y dejar la mayoría lista para solo calentar.

Al cocinar

  • Facilitar todo a la hora de cocinar o preparar la comida, la ventaja de planear las comidas es que siempre vamos a saber que cocinar y a tener todos los ingredientes que necesitamos, esto nos ahorra  mucho de tiempo.
  • Podemos preparar varias comidas en un día, porcionarlas y guardarlas en la nevera para no tener que cocinar todos los días y ahorrar energía al usar nuestra ollas eficientemente.
  • Si es posible, separar los residuos orgánicos que nos quedan al cocinar para luego poder compostarlos y así reducir la basura que va a parar a los rellenos sanitarios.
  • Recordar servir lo que nos vamos a comer, es mejor poner porciones pequeñas y si quedamos con hambre volver a servir otro poco, que llenar nuestro plato y luego sobre cargarnos o desperdiciar comida.

Al comer

  • Agradecer la comida que esta en nuestra mesa y a cada una de las personas que hicieron esto posible.
  • Comer con una cuchara pequeña, esto nos ayuda a no comer rápido sin siquiera saborear y masticar bien la comida. Con esta táctica nos permitimos comer consciente mente.
  • No revisar el celular y en lo posible tener el televisor apagado, para poner atención plena en la comida y en las personas con quien estamos compartiendo. De esta manera, nuestro cerebro ve que estamos comiendo y así no nos pasa que al momentico ya tenemos hambre otra vez.

Apoyarlo con otros buenos habitos

Como en todo, es importante llevar un buen balance para sentirnos con vitalidad y salud. Por eso, es necesario complementar nuestra alimentación con otros hábitos positivos, que nos permitan un bienestar integral. Como la actividad física, otros hobbies que nos conecten con nuestro entorno y con nosotros mismos y un numero adecuado de horas de sueño.

MÁS TEMAS DE INTERÉS

Ciclo menstrual femenino
Mi propósito, es poder entender el ciclo de la mujer para cambiar la percepción que se tiene de el, aceptarlo y valorar el poder que nos da. Para esto, he…
Como expresar nuestra energía creativa
En cada ciclo, nuestro cuerpo se prepara para crear, para generar vida o cambio. Y es importante que aprendamos a expresar esta energía creativa para evitar
HUERTO URBANO
Aprende a hacer un huerto urbano, cultiva tu propia comida sin químicos, sin envolturas de plástico innecesarias, comiendo sano y a tu alcance.

3 comentarios

Maribel · a las

Muchas gracias por tu aportación. Feliz semana.

    Nuhana · a las

    Muchas gracias Maribel, que bueno que te sirvió.

Qué es ser minimalista y Cómo empezar una vida minimalista | Bynuhana · a las

[…] los puntos más importantes es la alimentación. Ya que de esta, se genera la mayor parte… Leer más DESCUBRIMIENTOS Las principales condiciones que necesitan los cultivos para crecer […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *